El colectivo vecinal lleva al Ayuntamiento una batería de medidas para proteger a peatones y prevenir a los escolares sobre los riesgos del tráfico.

En una iniciativa sin precedentes en el municipio, los vecinos del polígono de Santa Ana han elaborado un plan integral de seguridad vial que tiene como objetivo reducir las probabilidades de accidentes de tráfico en las calles de ese barrio residencial del extrarradio. El documento recoge, además, una serie de propuestas dirigidas al Ayuntamiento entre las que destacan por novedosas las actividades de formación y concienciación dirigidas a niños y familias.

El plan ha sido elaborado por los responsables de seguridad de la Entidad de Conservación Polígono de Santa Ana, que hace las funciones de asociación de los 7.100 vecinos que residen en la urbanización. Han tardado en completarlo cerca de dos años y ahora está en fase de presentación a las responsables de la Concejalía de Seguridad Ciudadana y Vía Pública y de la Policía Local, de quien dependen las decisiones a la hora de mejorar las infraestructuras y velar por el cumplimiento de las normas de tráfico en zonas urbanas.

Las prioridades en materia de seguridad vial son la mejora de la iluminación de la mediana y los pasos de peatones de la Avenida Venecia -que vertebra el residencial-, la implantación de reductores de velocidad, el aumento de las plazas de aparcamiento en las inmediaciones de los colegios y evitar la circulación de vehículos en zonas peatonales. Según el vocal de Seguridad de la Entidad, Eduardo Vilar, también es necesario mejorar señales verticales, marcas viales y asfaltado, así como establecer reservas de espacio para minusválidos y zonas de carga y descarga, rebajar aceras y poner bandas de alerta en la calzada. «Los vecinos también demandan carriles bici, pero es un proyecto más complejo si se hace bien hecho», advirtió.


La Entidad encontró apoyo municipal en junio de 2014 para subsanar los principales problemas que en materia de seguridad vial tenía Santa Ana. Pocos meses después fue asfaltada la Avenida Venecia, mejorada también con el repintado de marcas horizontales y la colocación de 78 señales verticales.

La directiva de la Entidad de Conservación vuelve a estar en contacto con el Ayuntamiento para trabajar de manera conjunta en medidas que ayuden a reducir la accidentalidad en el barrio. En las calles de Santa Ana hubo hace cinco años un atropello mortal en un paso de peatones. Posteriormente ha habido otros accidentes de carácter leve.

Patrullas escolares

Una de las propuestas más relevantes del plan integral de seguridad es que la Policía Local pueda trabajar en la educación vial de los niños, junto con familias y maestros. «Un elevado porcentaje de los 7.100 residentes son menores de edad. Hemos constatado con padres y profesores graves anomalías y carencias que aumentan las probabilidades de accidente junto a los colegios Narval y Miralmonte», según Vilar.

La Entidad de Conservación también se pondrá al servicio de la Policía Local y de la Escuela de Seguridad Pública del Ayuntamiento para que cualquier plan que fomente que los escolares de Santa Ana acudan a clase andando o en bicicleta pueda ser exportado al resto del término municipal. El responsable de Seguridad de ese colectivo recordó que en Cartagena ya funcionaron con éxito hace tres décadas las patrullas escolares que permitían a muchos niños ir a clase andando acompañados de adultos responsables.

Fuente: La_Verdad.es

sildershow03-04.jpg

Educamos-Mirlamonte

Aprende a estudiar

Síguenos en FaceBook

SFbBox by enter-logic-seo.gr

Diseño: TuPaginaWeb.com.ES