Supongo que lo habréis oído en las noticias u os lo habrá contado alguien, un Real Decreto modificará el artículo 117 del Reglamento General de Circulación, en el que se regula el uso de sistemas de retención infantil en los vehículos. Exactamente, desde el día 1 de octubre, todos los niños con altura igual o inferior a 1,35 metros deberán obligatoriamente viajar en los asientos traseros del vehículo (y sobre las sillas infantiles que su edad, estatura o peso, corresponda).

A partir del 1 de octubre, todos los niños que midan menos de 1,35 deberán ir en los asientos traseros.

En esta modificación se establecen tres excepciones:

– Que las plazas traseras ya estén ocupadas por otros menores de edad de esa altura.

– Que no sea posible instalar todas las sillitas necesarias.

– Que se trate de un vehículo biplaza.

Como sabéis, los Sistemas de Retención Infantil son el mejor seguro de vida (junto con la conducción prudente, por supuesto) que podemos ofrecer a los niños; y sin embargo datos de la DGT indican que el 40 por ciento de niños fallecidos en accidente de tráfico no estaba protegido adecuadamente.

No es para tomárselo en broma, la verdad, más aun teniendo en cuenta que el uso de sillitas y elevadores, puede reducir hasta un 75%  las lesiones que se producen. A menudo pensamos en el fallecimiento cuando oímos hablar de accidentes de coche (y desde luego es el peor desenlace posible); pero se nos olvida que hay lesiones que pueden afectar a nuestros pequeños en un accidente: lesiones de cuello (frecuentes en menores de 2 años), de cabeza (entre 2 y 4 años, porque las vértebras no soportan fuertes desaceleraciones), o de abdomen (en peques de 4 a 10 años, por no estar los órganos bien fijados al sistema muscular).

La seguridad de los más pequeños en el coche, depende de nosotros.

El 43% de los niños, según la DGT, van colocados de forma incorrecta en las sillitas del coche. Así que os voy a recordar unas recomendaciones claras para que os guieis en su colocación y su uso:

- Lee detalladamente las instrucciones del fabricante, y asegúrate de seguirlas.
- La silla debe estar bien sujeta.
- El lugar más seguro es el centro.
- El elevador es más seguro con respaldo (minimiza consecuencias de impacto lateral).
- Respeta las recomendaciones de uso por peso y edad, para mantener el mayor tiempo posible a los bebés / niños en un grupo determinado, antes de pasar al siguiente.
– Las correas de las sillitas deben sujetar sin apretar; y desde luego no dejes que queden holgadas.

– El cinturón de seguridad debe pasar sobre la clavícula y las caderas (no por encima del estómago).

Adquirid siempre Sistemas de Retención Infantil homologados. La etiqueta naranja que encontraréis detrás os lo indica siempre. Solo así sabréis que son seguros y fiables. La información que debe constar es la numeración de la normativa europea vigente (ECE-R44.03).

Por último recordad que es obligatorio el uso de estos dispositivos en menores de menos de 1,35 metros de altura, y aconsejable hasta los 1,50 m. Y cuando tengan la altura para poder viajar delante, por favor, que vayan siempre bien atados, porque su seguridad es lo más importante y de nosotros depende.

sildershow04-05.jpg

Educamos-Mirlamonte

Aprende a estudiar

Síguenos en FaceBook

SFbBox by enter-logic-seo.gr

Diseño: TuPaginaWeb.com.ES